León Gto. El presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), Leonardo García Camarena, destaca que la existencia del alcoholismo en menores de edad es una situación crítica en el país, ya que el consumo de alcohol en México, empieza, en promedio, en los niños de entre 10  y 11 años.

Leonardo García Camarena, presidente de la UNPF señala que, son 3 puntos clave los que pueden ayudar a disminuir este problema de gravedad social que está en ascenso, y destaca que,  la que a tarea de labor de la conciencia en los padres de familia es donde empieza el proceso, pero debe contemplar la intervención de la autoridad, el esfuerzo de todos los actores para que juntos se le haga frente a este problema.

Los puntos son ser conscientes del alcoholismo en los menores de edad, dimensionar el problema y aceptar la corresponsabilidad.

“No basta con la concientización de los papás ni tampoco es solo la autoridad supervisando, tiene que implicar una mayor coordinación entre padres de familia, maestros, escuelas, autoridades civiles, autoridades públicas y un mayor esfuerzo de parte de todos, pero nos iría mejor trabajando en conjunto, porque sólo así vamos aminorando estas consecuencias”, mencionó el Presidente Leonardo García Camarena.

García Camarena mencionó que el consumo del alcohol inicia en los niños desde quinto de primaria, fenómeno que se manifiesta a nivel nacional, según datos de la Encuesta Nacional de Adicciones, hecha por la Comisión Nacional de lucha contra las Adicciones, (CONADIC).

Así como dijo que el uso del internet para entretener a los hijos en lugar de atenderlos provoca que los niños crezcan exponiéndose a los usuarios en las redes y es ahí donde pueden caer en adicciones, sin el cuidado de los papás.

¿Qué es lo más fácil, tener un hijo latoso, que no me deja trabajar, que no me deja platicar, que no me deja convivir y por lo tanto le doy un iPad, le doy un celular, lo pego a la televisión y me deshago del problema, o, hacer una labor de concientización y de formación?, lamentablemente los papás nos vamos por la vía más cómoda, que es darle su propia tecnología y libre acceso a la red, porque además, ‘nos hace papás de amplio criterio’, pero cuando te lo entregan en una caja de muerto porque hubo una sobredosis, porque le dieron de beber algo adulterado, o porque se fue a una fiesta clandestina, queremos remediarlo culpando a medio mundo”, finalizo.

Fuente: Milenio/León

Pin It