Para nadie es desconocido que México tiene un retraso importante en materia educativa, el cual ha sido documentado en las diversas mediciones nacionales e internacionales, por lo que la creación de un nuevo modelo educativo, que esté acorde a nuestros tiempos es totalmente necesario.

Es urgente que México desarrolle una estrategia educativa a largo plazo para garantizar un nivel general de habilidades y conocimiento más alto de cada uno de nuestros alumnos

Recordemos que los resultados de la prueba Planea en 2015 probaron que el 43.3 por ciento de los alumnos que salen de preparatoria, no comprenden información básica de un texto y 8 de cada diez alumnos tienen serias dificultades para realizar operaciones aritméticas complejas.

La importancia de Nuevo Modelo Educativo radica en el impacto que tendrá en la formación de las siguientes generaciones de alumnos mexicanos, por lo que debemos alcanzar un modelo sólido que garantice una mejora sustancial en su educación escolar.

Con este nuevo planteamiento en la educación de México se deben corregir diversos problemas que afectan visiblemente las acciones escolares.

Un aspecto básico a resolver es la violencia que se vive dentro de las escuelas; la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ha alertado que siete de cada diez alumnos han sido víctimas de violencia. En tanto la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos reporta que 40.25 por ciento de los estudiantes reporta haber sido víctima de acoso, 25.35 por ciento de haber recibido insultos y amenazas, 17 por ciento ha sido golpeado y 44.47 por ciento dijo haber atravesado por algún episodio de violencia verbal, psicológica, física o por redes sociales.

Otro grave problema es el de la inclusión. En 2012 el estudio Módulo de Trabajo Infantil, de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), 3.6 millones de mexicanos entre cinco y 17 años forma parte de la población que no estudia porque debe trabajar por falta de recursos económicos.

Además México deberá estar preparado para recibir a alumnos mexicanos que vivían en el exterior, ante la nueva situación mundial, entendiendo que no están identificados ni con la cultura ni con el sistema

Parte importante del nuevo modelo educativo será el fortalecimiento de la participación social, en particular la de los padres de familia. El acuerdo de cooperación México-OCDE para mejorar la calidad de educación de las escuelas mexicanas menciona como un punto esencial para mejorar la escuelas el fortalecer la participación social: "Los consejos escolares pueden ser un recurso importante para mejorar la calidad escolar, pero el simple hecho de crearlos no generará alianzas sociales eficaces. Los consejos escolares necesitan tener poder o influencia real sobre aspectos importantes; así como suficiente información, formación y transparencia".

Actualmente vemos con preocupación que nos hemos quedado en el primer paso de los Consejos Escolares, sólo se han creado, pero no tienen información ni formación y mucho menos tienen influencia real en la creación de políticas educativas o de transformación escolar.

Si logramos una estrategia adecuada en educación podremos facilitar mejores condiciones de vida para todos los mexicanos, por esta razón nuestro país debe poner énfasis en este tema aplicando mayores recursos sociales económicos y políticos.

La Unión Nacional de Padres de Familia reitera su compromiso para seguir apoyando a la educación de nuestro país y a los padres de familia para influir positivamente en las escuelas.

Pin It