La Unión Nacional de Padres de Familia hace un llamado a la Secretaría de Educación Pública (SEP) y a las secretarías de educación estatales a actuar con equidad e imparcialidad en la reanudación de clases después del sismo del pasado 19 de septiembre, debido a que se ha dado un trato desigual a la educación particular con respecto a las escuelas públicas, debiendo pagar ellos mismos el peritaje de sus inmuebles, para luego entrar en trámites burocráticos que son confusos y poco eficientes.

Todas las escuelas merecen el mismo trato, ante la desgracia debe haber la misma prioridad para todos, no importando si son públicas o particulares, sin embargo el dictamen de seguridad estructural se entrega por disposición de la SEP prioritariamente a las escuelas públicas, a veces en el propio recinto mientras que las escuelas particulares deben pagar entre 10 mil y 15 mil pesos para la realización del peritaje y reanudar actividades. Algunas escuelas incluso han sufrido extorsión por supuestos peritos que cobran por sus servicios.

En el Estado de México se ha remitido a los colegios a presentar sus peritajes ante las supervisiones escolares y al hacerlas éstas se dicen sorprendidas y sin la autoridad para poder recibirlos.

Entendemos que la prioridad en estos momentos debe ser la seguridad de toda la comunidad escolar de cada plantel, pero al someterse a trámites y acciones que no se han expuesto con claridad, lo que se ocasiona es la pérdida de días escolares que después serán para los niños difíciles de recuperar.

La confusión generada por la propia autoridad ha ocasionado que escuelas públicas y privadas hayan iniciado clases sin entender el proceso completo de reanudación, pero que sí cuentan ya con un peritaje.

Todos los alumnos de México gozan de los mismos derechos y obligaciones merecen el mismo trato y la misma oportunidad para reanudar clases si su escuela reúne las condiciones necesarias, y sin marcar diferencias entre los planteles.

Ante los enormes daños causados por el sismo es necesario prevenir y tomar nuevas medidas para las futuras construcciones de escuelas, con menos niveles para contar con mayor seguridad y la facilidad para un rápido desalojo.

Nos unimos a la pena que embarga a todas las familias mexicanas ante las pérdidas humanas y patrimoniales que han sufrido.

Pin It