img1img2img3img3

Boletines

Pide UNPF trabajo serio y coordinado para acabar con violencia escolar

Los hechos de violencia que se viven en los planteles escolares van más allá de ser un problema exclusivamente educativo, por lo que se requiere la acción de todo el Sistema Integral de Protección a la Infancia y Adolescencia, las Procuradurías de Protección, las autoridades educativas, el Sector Salud y la participación activa de los padres de familias, afirmó la Unión Nacional de Padres de Familia.

Consuelo Mendoza García, presidenta de la UNPF mencionó que “es necesario un trabajo serio y coordinado que funcione en 4 niveles de acción para poder dar una solución real al problema: Prevención, erradicación, rehabilitación y acompañamiento”.

Dijo que las autoridades deben actuar en al menos 4 niveles para que esto sea posible:

1.- La violencia en el hogar.
· El Sistema de Protección debe de funcionar de verdad
· Reforzar los trabajos de los centros locales de atención a la violencia
· Construir espacios de reconstrucción de la unidad familiar, prevención de la violencia y rehabilitación de generadores y receptores de violencia
· Vigilar el cumplimiento de la ley.

2.- La violencia en el sistema educativo:
· Revisar y corregir las deficiencias del Programa “Escuela segura”
· Involucrar a los padres de familia en la seguridad escolar y en la prevención y contención de la violencia escolar
· Contar con diagnóstico adecuado de la violencia en las escuelas y la seguridad escolar
· Capacitar a los docentes para que junto con los padres de familia puedan detectar, canalizar y educar a estudiantes que requieran atención a problemas de Salud Mental y Emocional
· Ampliar la atención a todas las escuelas de educación básica y media superior del país
· Revisar la complementariedad con otros programas y otras secretarías
· Prever un esquema transexenal
· Involucrar a toda la comunidad escolar
· Prestar atención a lo que dicen los niños para comprender sus preocupaciones y circunstancias
· Suministrar a los cuidadores de niños los conocimientos y aptitudes que necesitan para que también puedan brindarles protección
· Armonizar la legislación y normatividad educativa con la Ley General de Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes
· Incorporar la Educación para la Paz y la Convivencia cómo objetivo transversal del “Nuevo Modelo Educativo”
· Rescatar la formación en valores cívicos y éticos.

3.- La violencia sistémica y criminal

4.- La salud mental

Mendoza García recordó que UNICEF sugiere 6 estrategias que deben de acompañar a cada uno de estos niveles de actuación:

1.- Dar apoyo a los padres y madres, los cuidadores y a sus familias. “Cuando las familias, los cuidadores y los padres y madres reciben educación acerca del desarrollo de los niños en la primera infancia, aumentan las probabilidades de que ellos empleen métodos de disciplina positivos. De esa manera se reduce el riesgo de violencia en el ámbito del hogar”.

2.- Ayudar a los niños y adolescentes a hacer frente a los riesgos y desafíos. “Para reducir la violencia en las escuelas y las comunidades resulta fundamental dar a los niños y adolescentes los conocimientos y aptitudes necesarios para hacer frente y resolver las situaciones de riesgo y los desafíos sin apelar a la violencia, así como a buscar el apoyo requerido cuando se susciten situaciones de violencia”.

3.- Modificar las actitudes y normas sociales que fomentan la violencia y la discriminación. “La manera más segura de evitar la violencia antes de que ésta se desencadene consiste en modificar las actitudes y normas sociales que esconden la violencia oculta a plena vista”.

4.- Promover y prestar apoyo a los servicios para los niños. “Si se alienta a los niños a que busquen apoyo profesional adecuado cuando se susciten incidentes de violencia, y a que denuncien los mismos, se les ayuda a hacer frente y resolver mejor sus experiencias con la violencia”.

5.- Aplicar leyes y políticas que protejan a los niños. La imposición y aplicación de las leyes y políticas de protección de los niños constituyen un claro mensaje a la sociedad en general de que la violencia no es aceptable y será castigada.

6.- Llevar a cabo tareas de obtención de datos e investigación. Adquirir conocimientos sobre la violencia (dónde ocurre, de qué manera, y cuáles son los sectores de la población infantil más afectados, desagregados por origen y edad) resulta imprescindible para planificar y diseñar estrategias de intervención y fijar metas numéricas y plazos para vigilar el progreso logrado y eliminar la violencia.

La presidenta de la UNPF dijo que “estos puntos deben ser parte del Nuevo Modelo Educativo, para erradicar la violencia en cualquiera de sus facetas dentro y fuera de los planteles escolares, una cultura de la paz debe ser parte del eje rector con el que se eduquen los alumnos mexicanos”.

“Con la participación de todos los agentes educativos sí es posible crear una cultura de paz dentro de los planteles escolares”, concluyó.

Sitios de interés

img1img2img3img3img3img3img3img3img3

Log in or create an account

prueba ggggg