En el marco de su 100 congreso nacional y la IV Cumbre Iberoamericana de la Familia, celebrados en el Centro Citibanamex de la Ciudad de México, la Unión Nacional de Padres de Familia presentó como nuevo presidente al maestro Leonardo García Camarena, que sustituirá en el cargo a Consuelo Mendoza García, quien estuvo al frente del organismo desde el año 2010.

Leonardo García, quien fue electo de manera unánime por el Consejo de la UNPF, es esposo y padre de cuatro hijos, ha tenido experiencia en el servicio público con tres puestos de elección y cinco de designación en los tres niveles de gobierno, también ha sido catedrático y dirigente de asociaciones civiles, actualmente es el director del Instituto México Alteño, estará en la presidencia de la UNPF hasta el año 2020.

En su discurso inaugural Leonardo García recordó que “la Unión forjó su vocación ante un gobierno revolucionario que se había tomado como reto fundamental tomar las conciencias de los niños, adolescentes y jóvenes del país, atropellando la libertad de educación y la libertad religiosa, ambos derechos que cualquier estado debiera reconocer, aceptar y defender por tratarse de derechos anteriores al mismo. Hoy, de manera más sutil, pero igualmente revolucionarias y perversas, se ha iniciado una toma de las conciencias de nuestros niños, adolescentes y jóvenes, separándolos de su fe, su credo y su Iglesia en principio, para luego separarlos de su familia, de sus padres, de sus tradiciones y sus valores más profundos, para, finalmente, provocarles un rompimiento consigo mismos, con su identidad, con su naturaleza, con su razón de ser. Un niño, un adolescente, un joven sin su identidad natural; sin su familia y sin sus creencias, se convierte en un objeto del estado, se le violan sus más elementales derechos humanos; y se convierte en presa de las ideologías”.

El nuevo presidente de la UNPF afirmó que “con fidelidad a su identidad y con una profesionalización de todos sus procesos y servicios, queremos aportar nuestro granito de arena al proyecto de nación. Por eso impulsaremos la ratificación del Nuevo Modelo Educativo pero con los ajustes que sean necesarios para lograr la federalización de la educación y el involucramiento de los padres de familia en las definiciones de los contenidos educativos, sobre todo, en lo referente a los valores universales que el Estado les está enseñando a nuestros hijos sobre la vida, la familia y la libertad religiosa.

Pin It