El 26 de junio celebramos el Día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas 2017, en donde México participa y se busca apoyar programas de prevención, principalmente para niños y jóvenes, basados en evidencia científica

La mayoría de niños y adolescentes nunca usan drogas y aquellos que lo hacen son a menudo afectados por vulnerabilidades sobre las que no tienen control. Los niños que comienzan a consumir drogas a edades más tempranas tienen mayor probabilidad de desarrollar adicción.

La Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (ENCODAT) 2016, muestra que entre la población adolescente (12 a 17 años) el 6.2% ha consumido drogas ilegales alguna vez (6.6 % hombres y 5.8 % mujeres.

En el caso concreto de la marihuana en ese mismo sector adolescente, el 5.3 % la ha consumido, por lo que llama la atención que se sigan haciendo esfuerzos por legalizar la siembra, venta, distribución y consumo de esta droga.

Entre la población adolescente el uso de alguna vez de la marihuana aumentó considerablemente pasando del 2.4 % al 5.3 %.

Por esta razón el Comisionado Nacional Contra las Adicciones, Manuel Mondragón y Kalb ha propuesto que toda legislación que tenga que ver con la marihuana o cualquier otra droga lícita o ilícita se aborde con perspectiva de salud, para garantizar así la protección a niños y jóvenes.

Antonio Luigi Mazzitelli, representante de la Oficina de las Naciones Unidas para las Drogas y el Delito (UNODC), afirmó en evento realizado en la Secretaría de Salud que en los lugares donde se ha legalizado el uso de la marihuana se disminuye la percepción de riesgo y añadió que de acuerdo con el Informe Mundial de Drogas 2017, en el mundo existen 255 millones de consumidores de drogas ilícitas, de los cuales solo uno de cada seis de ellos recibe tratamiento (16.7%).

Está claro que lo que México necesita es mejor educación, mayores oportunidades laborales, espacios deportivos, artísticos y culturales; actividades que permitan el mejor desarrollo de la persona y no sustancias que perjudiquen su salud y su desarrollo integral.

Pin It