Es urgente que la Secretaría de Educación Pública (SEP) y las secretarías de educación estatales apliquen de inmediato estrategias que acaben con el grave problema de violencia y bullying que azota al país.

El dramático caso de la alumna agredida por sus compañeras en el estado de Hidalgo, se suma a una serie de acontecimientos similares que comienzan a hacerse cotidianos en nuestro país.

Los resultados en 2015 de la prueba PISA, realizada por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), de estudiantes que reportaron ser víctimas del acoso escolar algunas veces al mes o más, durante el último año, son los siguientes:

  • 9% se han sentido excluidos
  • 13% han recibido burlas
  • 45 % han recibido amenazas
  • 5 % otros alumnos les han quitado o destruido cosas
  • 5 % han recibido golpes o empujones
  • 9 % han estado involucrados en rumores desagradables para ellos
  • 20 % en cualquier tipo de acoso escolar

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), también advirtió que durante 2014 en México, 32.2% de adolescentes entre 12 y 18 años sufrieron acoso escolar.

Debemos garantizar que las escuelas sean lugares seguros para cualquier alumno, pues en los centros escolares, además de impartir conocimiento, se desarrollan habilidades para la convivencia, que más adelante se reflejarán en la sociedad.

Si bien se han realizado algunos esfuerzos, con programas que intentan frenar este mal, estos no han sido suficientes.

Es necesario dar un fuerte impulso a los Consejos Escolares de Participación Social, para que los padres de familia, en conjunto con autoridades de la escuela, maestros y sociedad civil trabajen en cada plantel con estrategias eficientes que permitan la erradicación de conductas violentas.

La Unión Nacional de Padres de Familia, pondrá en marcha en toda la República Mexicana el programa “Unidos por Valores”, con el objetivo de fomentar la participación de los padres y de la sociedad en general para recuperar los valores que México necesita para enfrentar con éxito los nuevos tiempos.

Con estas acciones en toda la República contribuiremos desde nuestro ámbito en la reconstrucción de la sociedad, pues queremos brindar a nuestros hijos un México en el que puedan desarrollarse integralmente.

Pin It