Una de las tradiciones más bonitas de nuestro México acontece el 6 de enero, pero muy pocos conocemos la gran historia del Día de Reyes. ¡Descúbrela aquí!

No cabe duda que las fiestas decembrinas están llenas de felicidad, gozo y paz para muchas personas en todo el mundo. Es una época para convivir con nuestra familia y amigos, y poder compartir con ellos la dicha de tenerlos con nosotros.

Pero las festividades no terminan con Navidad y Año Nuevo, apenas empieza el año y llega una de las fechas que mayor ilusión causa en los niños de gran parte del mundo.
El 6 de enero es para muchos pequeños un día muy especial, ya que por la madrugada unos seres mágicos visitan sus hogares y dejan los últimos presentes de esta temporada, pero, ¿conocemos la historia del Día de Reyes?

Para saber de dónde viene esta bonita tradición que alimenta la imaginación de los más pequeños, es necesario remitirnos al capítulo 2 del evangelio según San Mateo, donde se narra la visita de 3 Magos de Oriente.

La historia del Día de Reyes cuenta que estos tres personajes: Melchor, Gaspar y Baltazar, fueron guiados por una estrella en el desierto para llevarlos hasta el mesías recién nacido.

Tras una larga travesía, los Magos de Oriente llegaron a Belén, donde encontraron al Niño Jesús envuelto en pañales y acostado en el pesebre de un humilde establo. Al llegar, lo reconocieron como rey, le adoraron y presentaron sus regalos:

  • Oro
  • Incienso
  • Mirra

La historia de Día de Reyes: Tradición familiar

En México, la celebración del 6 de enero es una de las tradiciones más bonitas para pasar en familia, y toda una serie de elementos rodean a esta festividad.

Desde los primeros días del mes, los niños comienzan a escribir su carta dirigida a los Reyes Magos, solicitándoles los regalos que desean que les traigan en la madrugada del 6 de enero.
En la carta, los pequeños les cuentan a los reyes cómo se portaron durante el año, para después hablar del presente que les gustaría recibir. Los padres ayudan a los niños con sus textos para poder enviarlos a Melchor, Gaspar y Baltazar mediante un globo.

La historia de Día de Reyes hecha tradición va más allá de la carta. Durante el día 5 de enero, las familias suelen dar paseos por su ciudad y acudir a las plazas para ver a los magos de oriente en los distintos desfiles y tomarse fotos con ellos.

Por la noche, mientras los niños duermen, los Reyes Magos visitan los hogares y depositan los regalos, tal cual lo hicieron con el Niño Jesús.

Al amanecer, la historia del Día de Reyes se vuelve mágica: los niños despiertan a ver sus regalos y la familia se reúne para desayunar la tradicional Rosca de Reyes con chocolate caliente.

El delicioso pan en forma de anillo es decorado con frutas de colores y en su interior se suelen esconder pequeños niños de plástico. Según la tradición, a quien le ‘salga el muñeco’ dentro de su trozo de pan, será responsable de comprar los tamales o el atole para el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

No cabe duda que la historia del Día de Reyes es una de las tradiciones que reúne a las familias, y nos recuerda lo hermoso que es la inocencia de los pequeños. Recuerda pasar tiempo de calidad con tus hijos este 6 de enero, ayúdales con sus cartas y disfruta del día en su compañía.

Pin It