Estamos en una época en donde la Navidad es el tiempo perfecto para reforzar y poner en práctica todos aquellos valores que se nos enseñaron desde pequeños como la generosidad, humildad, perdón, solidaridad, paz y amor, por ello, gracias al nacimiento del Niño Jesús, recobramos el valor de la humanidad.

Cuando cuestionamos a la gente qué es lo que más destaca de estas fechas decembrinas, responden que el hecho de estar en familia, porque la Navidad sigue siendo el espacio perfecto, donde conviven todos los miembros de la familia, ya que es una festividad que se pasa de generación en generación.

No solo diciembre debería ser el mes para renovar ilusiones, sino se necesita trabajar todo el año para evaluar puntos negativos y positivos para que partir de eso, se haga un balance, con la intención de construir nuevas metas y propósitos para el año próximo. Esas metas deben ser reales y tangibles, promoviendo la importancia que tienen los valores en nuestra vida diaria los cuales nos harán mejores personas capaces de transformar el mundo.

De igual forma, es un buen momento para motivar a las personas que nos rodean, demostrándoles que el cambio en primera instancia está en nosotros y que somos capaces de ser solidarios con los más vulnerables y necesitados no solo en estas fechas sino todo el año.

Por eso queremos invitar todos a los padres de familia y a toda la comunidad que en estas fechas continúen transmitiendo a sus hijos esas muestras de cariño y afecto que servirá mucho a los niños, puesto que afianza a estima y valía que tiene cada uno.

La Unión Nacional de Padres de Familia, les desea una excelente Navidad esperando que el nacimiento del Niño Jesús, ilumine su vida con amor desde hoy y para siempre y que todos sus sueños se hagan realidad este 2018.

Pin It