img1img2img3img3

Blog

Fomenta la lectura desde el hogar

4 claves para fomentar la lectura desde casa

Es vital fomentar la lectura en tus hijos desde una edad temprana, pues les ayudará a mejorar su desenvolvimiento y, por ende, su calidad de vida.

Como padres, todos queremos que nuestros hijos exploten al máximo sus habilidades y desarrollen hábitos que los ayuden a mejorar su calidad de vida. Una de esas prácticas es la lectura.

• Leer mejora las habilidades comunicativas de nuestros niños, logrando un mejor desenvolvimiento, ya sea en la escuela, en la casa o con sus amigos.

• También aumenta su capacidad de concentración. Mientras más lean, su habilidad para poner atención a lo que hacen será mayor.

• Además, fomentar la lectura en ellos es garantía de que siempre aprenderán algo nuevo. Los temas que aborda cada libro aportan conocimientos muy variados sobre el mundo en que vivimos.

Por eso es tan esencial impulsar este importante hábito desde que tus hijos son pequeños. Las claves para lograrlo son:

1. Poner el ejemplo

Fomentar la lectura en tus hijos es una tarea que empieza con el ejemplo. No hay que esperar a que aprendan a leer para que ellos se familiaricen con los libros.

Si les lees un cuento antes de dormir o en tus ratos libres, tus hijos interiorizarán la idea de que los libros contienen mensajes que necesitan descubrir. Y para reforzar su interés en ellos, compra ejemplares con ilustraciones para que los revisen cuanto quieran y jueguen con ellos.

2. Lecturas cortas e interesantes

Al igual que con otras actividades, los primeros acercamientos con los libros son esenciales para generar un gusto por la lectura. Por tal razón, los textos largos y muy densos no son una buena opción.

Proporciona a tus hijos libros con cuentos o pequeñas historias que podrían interesarles, sean fáciles de leer y estimulen su imaginación. Para ello, es muy importante que conozcas cuáles son sus gustos.

3. Distribuye el tiempo

La idea de fomentar la lectura en tus hijos es lograr que ellos tomen los libros por iniciativa y no vean esta actividad como una obligación.

Al principio, quizá sea necesario organizar sus tiempos de ocio para que lean al menos 10 minutos diarios y después salgan a jugar, vean televisión o hagan cualquier otra cosa.

De esta forma, los niños se acostumbrarán a leer todos los días. Verás que tarde o temprano ellos leerán por sí solos y el tiempo que decidan.

4. Separa la escuela

Leer no es una tarea que siempre tenga que ver con la escuela. Por lo tanto, los 10 minutos diarios que tus hijos lean deben ser independientes a la tarea que realicen.

También es vital que estés al tanto de lo que tus hijos leen, para que puedan tener charlas sobre lo que entienden u opinen de sus lecturas. Así te darás cuenta del interés que ponen en esta actividad y qué aspectos cambiar o mejorar.

Fomentar la lectura en casa es una tarea que requiere tiempo y dedicación. Sé paciente y constante con tus hijos, te sorprenderán los cambios que verás en su desenvolvimiento.

Sitios de interés

img1img2img3img3img3img3img3img3img3

Log in or create an account

prueba ggggg