img1img2img3img3

Blog

¿Qué es Sexting?

Voto razonado

La forma de comunicarnos e interactuar con otras personas ha evolucionado a pasos agigantados a partir de la invasión tecnológica que estamos experimentando. Como padres es muy importante que nos encontremos siempre alertas de las nuevas prácticas que sin saberlo pueden poner en riesgo a nuestros hijos.

En muchas ocasiones ciertas prácticas se popularizan masivamente y los jóvenes confían de manera deliberada en estos juegos. Algo similar sucede con el Sexting, un mal hábito que cada vez es más común en la etapa de la adolescencia.

Jóvenes: los más vulnerables

El Sexting es una reciente práctica que consiste en enviar textos o fotografías sexualmente explícitas por medio de los teléfonos móviles (smartphone). La persona que se toma las fotos y las envía realiza sexting activo, y quien sólo las recibe, hace sexting pasivo.

No es una conducta sexualmente arriesgada, y debido a la influencia de la Era Digital, puede reconocerse como otra manera de cortejar en nuestros días. Pero los problemas se desencadenan cuando se realiza Sexting sin precauciones que resguarden la integridad física y moral de los jóvenes.

La etapa de la adolescencia se vive de forma muy diferente a como se hacía años atrás. Ahora, nuestros hijos depositan su confianza con mucha mayor facilidad; también olvidan que todo lo que suben a Internet puede llegar a manos de desconocidos y esto los hace vulnerables, no sólo en lo virtual, sino que además comprometen su seguridad.

Privacidad en peligro de extinción

Como padres debemos estar un paso adelante y comunicarnos frecuentemente con nuestros hijos. A través del diálogo los podemos guiar e instruir para que protejan su privacidad.

Te damos algunas recomendaciones que puedes compartir con tus hijos e incentivar medidas precautorias de seguridad:

1.Evitar fotos que los hagan reconocibles: Nunca se sabe lo que puede pasar con la amistad o noviazgo que se tenga con la otra persona a la que se envían las fotos, por más confianza que se tenga lo mejor es evitarlo.

2.Fomentar la confidencialidad: Poner el ejemplo habla por sí solo, conservar la privacidad de la otra persona promueve el respeto mutuo.

3.Asegurar los dispositivos: Lo ideal es no conservar este tipo de contenidos y pedir al receptor que haga lo mismo, eliminar el material evita que llegue a sitios indeseables.

4. Tener cuidado: Los adolescentes deben confirmar que la otra persona es real y de su confianza, los engaños en este medio son comunes, y en el peor de los casos podrían ser víctimas de Grooming.

La etapa de la adolescencia es un sueño para muchos pero se puede convertir en pesadilla si no cuidamos a nuestros hijos de los nuevos peligros.

Sitios de interés

Log in or create an account

prueba ggggg